Ayuntamiento de Villahermosa del Río

Iglesia de la Natividad

La Iglesia de la Natividad, está situada en el centro de la población, en la plaza de la Iglesia. Dicha parroquia es un templo católico que pertenece al obispado de Segorbe-Castelló.
Durante la Guerra de Sucesión, en 1707, un incendio destruyó toda la población y la reconstrucción de dicho monumento se hace en el lugar que actualmente ocupa. Una reconstrucción que obliga a todo el pueblo a edificar o condicionar una iglesia provisional hasta el acabamiento de la construcción del actual templo que se inicia el 1768, siguiendo el proyecto realizado por el arquitecto académico valenciano Vicente Gascó.
Es un Bien de Relevancia Local con la categoría de Monumento de Interés Local por la Disposición Adicional Quinta de la Ley 5/2007, de 9 de febrero, de la Generalitat Valenciana, del Patrimonio Cultural Valenciano.
La iglesia tiene planta de cruz latina inscrita en un rectángulo y su espacio interior se articula longitudinalmente con una nave central y dos laterales, donde se sitúan las capillas entre contrafuertes; tiene crucero y presbiterio con cabecera octavada.
En el interior, la nave central y los brazos del crucero están cubiertos con bóveda de cañón con lunetos. Los laterales con bóveda vaída y el crucero con una cúpula sobre tambor cargado de pechinas sin linterna.
El presbiterio, con bóveda de cañón y con lunetos remata la cabecera con una bóveda de cuadrante en esfera.
Las naves laterales y los tramos se comunican mediante arcos de dintel.
Se conserva decoración mural en las conchas, cúpula y presbiterio. Este espacio interior se articula mediante pilares y pilastras de orden corintio que sostienen un fuerte entablamento que rodea la nave.

La fachada

A los pies del templo, un gran lienzo de sillares rematado por una cornisa que sigue la cubierta, a dos aguas, de la nave central.
En este frontispicio solamente destaca una portada de dos cuerpos: el inferior con la apertura de acceso con arco de dintel moldurado franqueada por columnas corintias emparejadas con altos pedestales y con el tercio inferior del fuste decorado, y las interiores, en la parte superior, acanalada, soportando un entablamento movido, que aparece decorado con canecillos bajo la cornisa; y el cuerpo superior sigue el mismo tipo de columnas emparejadas, con las interiores rebajada la parte inferior para colocar unas pequeñas esculturas, ahora inexistentes, enmarcando una hornacina con vuelta de cuadrante de esfera, soportando un frontón circular vaciado.

Torre campanario

La torre campanario, situada a los pies de la nave, en el lado de la Epístola, está adosada a la fachada. Tiene planta cuadrangular, con dos cuerpos macizos y, el cuerpo de las campanas, con una apertura de medio punto en cada cara flanqueada por parejas de pilastras, coronada por una fuerte cornisa con bolas en los ángulos.

Comments are closed.