Historia de la escultura de San Bartolomé

 

 

H I S T O R I A   D E   L A   E S CU L T U R A   

D E   S A N   B A R T O L M É 

 

San Bartolome 


La escultura de San Bartolomé además de ser una pieza de un gran valor artístico, es también de gran valor devocional para el pueblo Villahermosa del río.
Es el patrón del pueblo y en su honor se celebran las fiestas de agosto, donde se sube a la ermita de San Bartolomé, lugar donde fue hallada la escultura y cada año el mismo 24 de agosto se celebra una misa en su honor, siguiendo una tradición centenaria.
Cuenta la historia, que fue tallada por un discípulo de los Apóstoles al retirarse en estas tierras huyendo de los emperadores romanos.
Más tarde por el año 1325 se apareció la imagen de San Bartolomé a un pastorcillo llamado Jaime, se detuvo junto con su rebaño ante un gran zarzal, y sorprendido se acerco y descubrió la imagen que milagrosamente le sano la mano herida.
El pueblo ante este hallazgo y milagro construyó una ermita junto al zarzal. Siendo hoy en día el mismo lugar donde hoy se venera la imagen.

En 1740 se derribo la antigua ermita y se comenzó la actual,  donde se puso un gran empeño en poner la imagen de San Bartolomé en el mismo lugar que se apareció, y quedando el zarzal dentro de la ermita. En la pared se hizo una abertura para sacarlo fuera con el fin de que pudiera vivir, a sí estuvo hasta 1803 año de gran sequía, que a pesar de que se hizo todo lo posible  para intentar salvarlo el zarzal murió.

Damos gracias a quienes hicieron que este preciado tesoro se salvara de todas las guerras desde su aparición hace aprox. 700 años.
En la última guerra civil, el 25 de Agosto de 1938 ante la puerta de la iglesia parroquial de Villahermosa del Río en presencia de las autoridades y el pueblo entero, el agente de servicio de defensa del patrimonio artístico nacional, hizo entrega al Sr.Alcalde y al Sr.Cura de la imagen de San Bartolomé.
Todos los presentes declararon y reconocieron la imagen del santo como de ser la autentica.